Dominicana y ausente, pero conectada

por el 20/08/12 at 12:02 pm

El mes de agosto ha sido muy importante para la República Dominicana. Primero, estuvo el triunfo en las olimpiadas de nuestros compatriotas Félix Sánchez y Luguelín Santos, y más recientemente la toma de posesión del presidente Medina. Para l@s Dominican@s que vivimos en el extranjero, estos acontecimientos son motivo de nostalgia, de querer estar allá para compartir las victorias que nos marcan como pueblo, y de exponerse al sentimiento de soledad que viene cuando una no puede compartir lo que pasa con las personas a quiénes como a ti, le importa en realidad.

Pero en ambas ocasiones, en vez de sentirme removida del acontecimiento, y alejada de lo que se pensaba y discutía, me sentí conectada a mi gente y a mi isla gracias a las otras personas que se fueron a las redes sociales a comentar lo que veían y lo que pasaban. Durante las olimpiadas, mis hermanas y mi mamá estaban en Miami, el resto de mi familia en Santo Domingo y muchas amistades en otras partes de Estados Unidos y a través de Facebook y Twitter comunicamos nuestra emoción por lo que venía, antes de la carrera, y lo que sucedió justo después. Yo también lloré con Félix y celebré su triunfo. Un amigo fotógrafo que vive en España publicó fotos que él había tomado cuando Félix Sánchez había regresado al país tras su triunfo en el 2004, y con sus fotos y comentarios recordé un momento en que estuve en la isla para celebrar con mi gente y pude tener un poquito del sentimiento y la emoción que sentirían mis compatriotas cuando fueran a recibir a los medallistas. Igualmente, durante la toma de posesión del presidente Medina, pude ver el discurso en vivo gracias a un enlace que posteó un amigo en Facebook, y leer los comentarios que iban poniendo mis amistades, así que aunque estaba lejos, pude compartir la experiencia con otras personas a quienes le importa lo que pasa en la República tanto como a mi. 

Además de los amigos, están los grupos de gente como yo que, en lugar de vivir con la nostalgia del país, quieren sentirse conectados. Páginas de Internet como Remolacha (a quien además sigo en FB y Twitter) y todos los periódicos en la red, ayudan a una a no sentirse tan lejos. Pero además, están grupos en Facebook como Being Dominican (o ser Dominicano) que enlazan a l@s dominican@s que estamos fuera de la isla con lo que pasa y con otros dominicanos que están lejos, y forman una comunidad en la red de personas con intereses comunes; un rinconcito quisqueyano online. Y también están los negocios, los blogs, las noticias, la gente, las revistas, y las fotos que sube la Secretaría de Turismo a las redes sociales (playas, música, y gente; todo lo más bonito de la isla) que no pueden remediar la ausencia, pero sí pueden hacernos sentirnos conectados.

Así que aunque me quejo de los compartimientos de algunos de mis vecinos virtuales, y  me frustro con lo intrusivo que puede ser el vivir conectado, no puedo si no celebrar que hayan formas de compartir las vivencias de l@s dominican@s que siguen en la tierra, para hacer la nostalgia más conllevable. Por eso a mis amigos que sigan posteando, que desde este rincón de la isla virtual yo seguiré compartiendo.

2 Responses to “Dominicana y ausente, pero conectada”

  1. Pablo Soler (@Pablitow)

    Ago 20th, 2012

    Los dos lados de la moneda, siempre he dicho que hay dos perspectivas y aunque desde afuera son bombardeados por noticias del país negativas, las alegrías y las cosas positivas que son pocas, son celebradas en grande por esos.

    Que bueno que las redes te mantengan más cerca al país!

  2. Mariel

    Sep 10th, 2012

    Cuando ganó Felix Sánchez quería transportarme telepáticamente a la isla y celebrar junto con todos mis amigos allá. Por más lejos que yo esté es sangre caribeña lo que corren por mis venas.

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud